Ruido Mental

0
35

Recientes investigaciones publicadas por prestigiosas universidades en el mundo, como la Universidad de Harvard, en Boston, Massachusetts en los Estados Unidos, confirman el hecho que – para obtener un buen desempeño, actuación (performance) en el campo de la vida personal y/o profesional, incrementar la creatividad, la profundidad en el pensamiento y el carisma, sin olvidar la paz mental, los seres humanos debemos aprender a focalizar nuestros pensamientos en el presente, mediante la atención plena, tópico sobre el cual cada día profundiza más la Neurociencia, bajo el concepto Mindfulness.

Los trabajos de los profesores Daniel Goleman, Ellen Langer, Susan David y Christina Congleton, entre otros, recientemente publicados en The Harvard Business Review Press, así lo confirman. “El Mindfulness en la Era de la Complejidad”, “Cómo practicar Mindfulness a través del trabajo diario”, “Resiliencia para el resto de nosotros”, “Agilidad Emocional”, “No deje que el Poder lo corrompa” y “Mindfulness para la gente que también está ocupada”, son algunos de los títulos de las investigaciones a las cuales hago referencia y que hoy permiten inferir cómo podemos aprender a reducir el estrés, desinstalar el modo piloto automático, desbloquear la creatividad e incrementar nuestro desempeño.

¡La mente, principalmente en occidente, es una mente ruidosa! ¿Esto que significa? Que la mente racional o mente dualista – por singularidades culturales, desconocimiento, falta de entrenamiento adecuado o, sencillamente, porque ama lo conocido – oscila entre el pasado y el futuro, entre la nostalgia y la ansiedad, siendo presa de emociones que como el miedo bombardean los pensamientos, limitando su potencial, en un estado conocido como Vagabundeo Mental. De allí que muchas de las decisiones que tomamos, obedecen más al miedo que a nuestras verdaderas capacidades, limitando nuestro accionar, con todas las implicaciones que esto conlleva. 

La mente racional es importante, pero no suficiente. Por su parte, la mente intuitiva es esa capacidad humana de conectar con insumos que van más allá del campo de la lógica y lo racional, más allá del dictamen de los sentidos. Es una mente que por medio de una respiración consciente se instala en el presente yobserva cada situación, sin procurar controlarla y, en especial, observa sus propias reacciones, los deja pasar para luego ubicarse de nuevo en el aquí y el ahora, el único tiempo realmente existente. 

El ser humano está llamado a ser lo que puede y debe ser y el primer paso para avanzar en la consecución de este propósito es aprender a acallar el ruido mental, invertir en la calidad del pensamiento, en la paz mental. ¿Cuántos de los actos que a diario observamos son precisamente consecuencia, no de mentes malas sino, de mentes ruidosas? ¿Cuántos de los nuestros?