Cuida tus palabras

0
35

Para Ludwing Wittgenstein, considerado el padre de la filosofía analítica, el mundo es lógico; sin embargo, hay realidades que no pueden ser expresadas necesariamente a través del entendimiento racional. La realidad es como es, pero podría ser de otra manera.

Según el autor del Tractatus Lógico-Philosophicus (TLP), existe una profunda conexión entre pensamiento, mundo y lógica, sin una clara diferenciación entre lo que se piensa y lo pensado. En ese sentido, las palabras no dicen. Las palabras muestran realidades que escapan por fuera de la lógica, como la existencia de Dios o la dimensión ética.

Para Luis Castellanos, doctor en Filosofía e Investigador español de cómo las palabras funcionan en el cerebro, “Si cuidas tus palabras, las palabras cuidarán de ti. Las palabras nos enseñan a ver y encontrar el lado favorable de las cosas”. Las palabras nos permiten entender nuestra propia narrativa ya que estas construyen nuestros relatos, nuestra memoria, nuestra personalidad, nuestra realidad. “Nuestra vida es la creación de nuestra Mente”, Buda.

El lenguaje es un conjunto de reglas convencionales y la comprensión de lo real, surge del significado dado a las palabras y sus connotaciones, donde el pensamiento se vuelve lenguaje, el cual insisto no obedece únicamente a una estructura lógica sino a experiencias colectivas. De acuerdo a estudios realizados en la Universidad de Harvard, por parte de Susan David y Christina Congleton, pronunciamos en promedio alrededor de 16 mil palabras por día, de las cuales – en su mayoría – son evaluaciones y juicios.

¿Cuáles son las palabras que diariamente empleas en tu familia, con tus amigos, en tu trabajo? ¿Evalúas, juzgas? ¿Cuál es el lenguaje que como ciudad, departamento y país empleamos? Basta con observar la realidad que vivimos. Allí encontraremos la consecuencia de la manera como hablamos. Cambia tu palabra. Mejora tu vida.

(Los conceptos aquí emitidos no comprometen a la RAP Eje Cafetero, entidad de la cual soy su Jefe de Comunicaciones).