¡Hoy decido!

0
225

Hoy decido un 2023 en el cual trasciendo los límites de mi mente y lo que, en ocasiones, esta me impone. ¡Hoy decido que el terreno de las emociones no se sobreponga sobre el campo de mis decisiones! Hoy decido que el temor colectivo – ese pesimismo que uno percibe en la manera como algunas personas hablan o los miedos generacionales o el desconocimiento del inmenso potencial humano, que a mi manera de entender es el gran causante del ego, la infelicidad y la muerte de los sueños – no me asalte y, muy por el contrario, desde mi concurso y testimonio aporte en la clarificación de lo que es en realidad importante.

En el siglo XVII, el matemático y filósofo francés René Descartes escribió una carta al final de su vida, en la que decía: “Mi vida estuvo llena de desgracias, muchas de las cuales jamás sucedieron”. Trascender nuestros límites es aprender a superar nuestras angustias y miedos. ¡Aumentar nuestra capacidad para resolver los problemas, es cuestión de decisión! Entender por qué actuamos como lo hacemos, ahondar en lo profundo de nuestro océano interior nos concederá la posibilidad de diseñar nuevas estrategias de crecimiento y superación personal, cuyos resultados se traducirán en autodominio, liderazgo, sabiduría, voluntad y servicio, condiciones fundamentales para alcanzar el éxito.

No es esperar a conocer qué nos depara el 2023. ¡Es salir a construir aquello que deseamos que sea! No es comernos doce uvas a las doce de la noche del Año Nuevo. Es tragarnos de una vez por todas aquellos viejos prejuicios limitantes. No es salir a correr con una maleta y darle la vuelta a la manzana. Es salir durante los próximos 365 días del año revestidos de la mejor actitud, actuando con serenidad, sabiduría, alegría, creatividad y amor. No es colocarse unos calzones amarillos el 31 de este mes. Es garantizar que durante toda la próxima vigencia llevaremos por prenda la gratitud y por muestra ser ejemplo vivo de esta.

Hoy decido que el 2023 sea el mejor año de mi vida y lo dejo por escrito. Hoy te invito para que el 2023 sea la mejor vigencia de tu vida y te invito a que también lo anotes en un lugar visible, para que así lo recuerdes a diario. El camino hacia el autodescubrimiento no es una carrera de velocidad. Es una maratón de largo aliento en cuyas etapas descubrimos lo mejor que hay al interior nuestro y cuyo reflejo proyectamos permanentemente en el entorno. Aquella vibración que el Universo nos provee es la misma energía que nosotros le emitimos. Por tanto, el 2023 y los años venideros no serán cuestión de cábalas ni oráculos, premoniciones ni conjuros. Es cuestión de aprender a decidir bien. ¡FELIZ 2023!